Provino: Transformando el Vino en Cultura.

El pasado 25 de junio, tuvimos la oportunidad de platicar con Fernando Pérez Castro, Presidente de Provino, el comité de difusión de la zona vinícola más importante del país, Baja California, acerca de seguir creando Cultura del Vino en México.



ProyectoVino: ¿Qué tan difícil es llegar a toda la república para crear Cultura del Vino en México desde el estado más “lejano” que es Baja California?

Fernando Pérez Castro: Es muy complicado. Primero por una cuestión lógica que es la geografía, estamos muy lejos del sur, y eso complica mucho las cosas. Y no solamente estamos lejos sino que nos divide un clima complicado. Estamos hablando del desierto de Sonora que prácticamente durante la mitad del año hace que sea muy difícil el traslado de vino desde Baja California hasta el centro del país, ya no digamos para el sur. Y bueno también que hay mercados muy bien establecidos que demandan mucho vino, mucha atención y que es donde está en buena medida el negocio para nosotros los productores y complica que nos podamos desplazar a otros puntos. Porque cuando tú me haces esta pregunta, lo primero que pienso es la Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara, Riviera Maya o Cabo San Lucas, que están cubiertos. Pero qué pasa con Tabasco o qué pasa con Chihuahua o con Veracruz u otros estados. Y creo que de alguna manera, sortear este problema es a través de la redes sociales y herramientas de comunicación que ahora son muy útiles y que permiten mandar mensajes de manera inmediata.

Con el Valle de Guadalupe en particular hay un tema aspiracional, porque no sólo es la zona más importante productora de vino, es también una región que la gente quiere conocer por diversas razones. Y eso es un gran pretexto para informar a la gente de todo lo que está pasando ahí. En un inicio sólo como una región turística, pero que tiene otros componentes incluso más importantes que el turístico, como lo es la elaboración del vino, y que la gente poco a poco se va familiarizando con la región y de todo lo que ofrece. Me parece que es una tarea que no va a terminar nunca, porque si consideras que en México consumen vino alrededor de 4 o 5 millones de personas, hablando de un país que tiene 130 millones de habitantes, estamos hablando que esto es un tema generacional. Es todo un tema que le tocará a las siguientes generaciones de productores de vino. Ir encontrando los mecanismos para que el vino pueda permear a más partes del país y yo estoy totalmente de acuerdo en que nosotros como productores debemos tener una vista un poco menos centralizada y empezar a tocar puertas en otros lugares donde desde luego hay una avidez gigantesca por nuestro producto y además hay muchísima amabilidad. Lo que ha pasado en regiones como Monterrey, Guadalajara o CDMX, es que se ha perdido la capacidad de asombro. El vino mexicano ya no es una bebida digamos novedosa, es una bebida que ya está bien posicionada. Cada vez más personas nos conocen las caras, y eso hace que ya no haya tanto entusiasmo como lo puedes encontrar en otras regiones. A mí me ha tocado, que te reciben con los brazos abiertos y te invitan a su casa y les encanta hablar de vino, etc. Es una tarea pendiente para nosotros en Provino. Estamos haciendo uso de las plataformas digitales y de la redes sociales, para tratar de comunicar lo más posible lo que hacemos.



PV: Muy bien, y conforme a lo que me estás diciendo. Nosotros llevamos 6 años trayendo gente de todo México a esta zona vinícola, en temporadas de vendimia o en cualquier otra fecha, y en este tiempo nos hemos dado cuenta que el camino recorrido de Provino ha sido enorme y sorprendente. Los eventos que ustedes realizan son en mi opinión, impecables, muy bien hechos y lo mejor es que son integrales, porque crean una Cultura del Vino como debe de ser. Esto no pasa en otros estados de la República, ¿A que crees que se deba esto?


FPC: Mira, yo creo que la clave es que detrás de Provino estamos los productores de vino y tenemos bien ordenadas cuáles son nuestras prioridades. No hay un interés comercial aunque después termina convirtiéndose directa o indirectamente en un beneficio comercial para todos, pero desde la parte conceptual no lo hacemos para ganar dinero. Lo hacemos con líneas conceptuales y con objetivos muy puntuales relacionados con cómo comunicar nuestro oficio y cómo podemos difundir la Cultura del Vino Bajacaliforniano y a partir de eso es que surgen muchas ideas, la gran mayoría de ellas ya puestas sobre la mesa por parte de los fundadores de Provino. A nosotros lo que nos ha tocado, es de alguna manera ir puliendo e ir dando lectura a cómo se va desarrollando el mercado y el sector. Es muy diferente la situación actual de Provino y del sector a la que había hace 20 años, y hoy tenemos que responder a estímulos distintos, de la misma manera que el propio consumidor responde a estímulos distintos que hace 20 años.

Sin embargo no hemos perdido la esencia, y creo que eso hace que sean diferentes los eventos de Provino. Nosotros procuramos siempre por encima de todas las cosas, establecer plataformas donde podamos comunicar nuestro oficio y también hacer que esas plataformas generen comunidad. Nos interesa tanto el turista como el ensenadense, nos interesa tanto la gente que viene de Nueva York como el acuicultor, porque creemos que es la única manera en la que puede salir adelante nuestro municipio. Porque si todas estas fuerzas productivas y creativas que las hay muchas, y aunque una de las más importantes sea la del vino, no significa que sea la única. Nos unimos y generamos comunidad y establecemos una forma distinta a lo que la parte oficial nos establece, que es el turismo para Ensenada, y comunicar lo que producimos aquí y lo que significa vivir realmente en comunidad. Ensenada es la ciudad que tiene más científicos per cápita de México, que tiene uno de los movimientos artísticos más importantes, con un tema de arquitectura bien interesante. Está la parte cervecera, la acuicultura que es la joya aún escondida de Ensenada. Se producen tan buenas ostras como vinos en Ensenada y eso no lo encuentras en casi ninguna parte del mundo. Si algo habría que destacar de Ensenada es que estamos a 10 minutos de la costa y no de cualquier costa, es el océano Pacífico, que tiene una carga mineral grande y que aporta las condiciones perfectas para tener criaderos de conchas de altísima calidad. Eso no lo encuentras en otras regiones del mundo, y eso digamos que luego es complicado de entender. Porque no es una respuesta inmediata, que podría ser la foto, la postal y la satisfacción rápida ¿no?. Lo nuestro es más como de larga tirada, es más un maratón que una carrera de 100 metros planos. Entonces, seguimos trabajando sobre eso y creo que esto es lo que hace que sean distintos los eventos de Provino. A nosotros no nos interesa hacer cantinas públicas, a nosotros no nos interesa que la gente salga alcoholizada, lo que nos interesa es que el consumo del vino sea un consumo responsable y maduro entendiendo que el vino si es una bebida alcohólica pero es muchas otras cosas más.



PV: Ahora que Hans Backhoff es el presidente del Consejo Mexicano Vitivinícola, ¿Han platicado si se puede hacer algo en conjunto de lo que ha logrado Provino con su experiencia de casi 30 años para alcanzar a todo el país?


FPC: Curioso que lo comentes, Provino desde el año pasado es miembro honorario del Consejo Mexicano Vitivinícola. Hans es mi predecesor como presidente en Provino, en su gestión yo era el secretario. Tenemos una excelente relación, es mi vecino y somos muy buenos amigos. En efecto hay una intencionalidad del lugar que queremos que tenga Provino a nivel nacional, obviamente impulsado por el Consejo Mexicano Vitivinícola. Porque sería muy tonto y estéril duplicar labores. Sabemos que el Consejo ha hecho un gran trabajo y lo hizo muy bien con Daniel Milmo, sobre todo desde la parte institucional. Se propusieron temas a nivel gubernamental que no se habían tocado, y se han logrado cosas que difícilmente hubiéramos pensado posibles hace 10 años y creo que Provino puede seguir aportando. Esta postura que tenemos desde hace más de 20 años de difundir lo que hacemos a través de crear Cultura del Vino, para que se acepte como una bebida que se inserta en nuestros usos y costumbres, y no como una bebida alcohólica que se puede promocionar como un Vodka u otra bebida de este tipo, lo que queremos es que el vino sea parte de nuestra cultura mexicana, sea parte de nuestra sociedad y que sea cada vez más considerado en la mesa cuando comemos. No hay mejor bebida para acompañar la comida que el vino y resulta ser que somos un país con una cultura gastronómica gigantesca, entonces creo que las puertas están abiertas para el vino mexicano y en efecto, estamos viviendo una nueva etapa, en donde las diferentes regiones y los diferentes productores también estamos privilegiando nuestras coincidencias por encima de nuestras diferencias en pos de tener una industria cada vez más sólida y de que le podamos entregar a la siguiente generación, algo mejor que lo que recibimos. Que no es que hayamos recibido algo malo, pero creo que hay un techo muy alto y nos corresponde a nosotros, ponernos las pilas y trabajar en conjunto. Espero que durante la gestión de Hans, lo poquito que queda conmigo y quien vaya a entrar como presidente de Provino se puedan hacer cosas en conjunto.

Nos gustaría invitar a las Fiestas de la Vendimia a una región vinícola de México, todavía no lo hemos amarrado. Desgraciadamente no lo vamos a poder comunicar hoy, pero queremos tener una región emergente que pudiera acompañarnos y darles una plataforma en el marco de la Muestra del Vino, que es el evento del vino más tradicional del país, para que ellos puedan mostrar sus vinos. Hay una idea ahí medio rara que Baja California quiere acaparar todo, y la realidad es que no producimos suficiente vino. No hay suficientes viñas para lo que quiere consumir México, necesitamos ayuda. No nos podemos subir al barco solos, necesitamos de todos, juntas todas las regiones, y estamos justamente con el Consejo trabajando para ver si hay una región que quiera acompañarnos en la Muestra.



PV: Suena padrísimo!, Ya por último, todos los números han subido año con año, en cuanto a Enoturismo, sobre todo para las Fiestas de la Vendimia. Este año como se espera? ¿Está preparado Ensenada?


FPC: Pues espero, hay muchos ensenadenses que dicen que no y a lo mejor tienen razón, (risas) En Provino y en el marco de Viñedos en Flor, que acaba de suceder el pasado 15 de junio, nosotros procuramos hacer una labor de difusión. Pero también que estas labores vayan encaminadas hacia propuestas sustentables. Sabemos perfectamente del impacto que significan nuestros eventos, sabemos que esto además de la derrama económica, tiene letras chiquitas que hay que atender y que no hay que hacer como que no las vemos, dentro de nuestros eventos estamos haciendo acciones directamente enfocadas a hacer nuestros eventos mucho más sustentables, tener una postura avanzada con respecto a los desechos. Prácticamente todos los desechos que hemos generado en este año han sido compotados y tenemos las pruebas de eso. Tenemos además separación de basura en todos los eventos y queremos seguir por esta misma línea, y también empezar a poner freno y tener cuidado con que no se nos desborden las cosas. Cada vez más las fiestas de la Vendimia las estamos empujando para que regresen a aquellas festividades locales, a las festividades de las vinícolas donde había 30- 50 personas y el productor abría las botellas de vino y celebraba porque iba a haber una cosecha más. Queremos regresar a eso. No es fácil porque hay toda una maquinaría y demanda muy grande, pero también queremos apelar a la calidad del turismo. Así como nosotros estamos subiendo la calidad de nuestros vinos, así queremos que suba también la calidad de la gente que nos visita. Que sea gente más educada y más consciente, que no se sientan visitantes sino que se sientan parte de nuestra comunidad para que la cuiden como si vivieran en el Valle de Guadalupe, para que no tiren basura, que sepan lo que consumen y para que privilegien los proyectos que están enarbolando esto y que se den cuenta de aquellos proyectos que tienen una visión comercial, de lo que es el enoturismo y estamos trabajando en eso. No queremos para nada convertirnos en una de esas tristes historias de los complejos turísticos del siglo pasado que se desarrollaron desde una oficina de gobierno y terminaron por convertirse en las zonas con mayor índice de violencia del país. No queremos que suceda eso, y creo que está en las manos de nosotros los productores, que así sea. Estamos tratando de ponernos de acuerdo también para que haya un orden en el Valle de Guadalupe, con zonas muy definidas para la actividad agrícola, para el asentamiento humano, en fin, es una historia larguísima pero si no somos nosotros ¿pues quién? ¿No? Y ahí estamos en eso.


PV: ¡Muchas gracias Fernando. Siempre es un gusto platicar contigo!


FPC: ¡Gracias a ustedes. Igualmente y no se pierdan las Fiestas de la Vendimia de Baja California!


#ViveElVinoDeMéxico #ProyectoVino #CreandoCulturaDelVino

©2020 by  ProyectoVino Todos los derechos reservados.